Menú Cerrar

Estudiar en España y en la Unión Europea

Desde hace unos años España se está convirtiendo en un país receptor de estudiantes extranjeros. Según el informe de la OCDE International Migration Outlook 2018, entre 2014 y 2015, el número de alumnos internacionales que estudian una carrera universitaria en España aumentó en un 56%, estudiantes que hay que sumar al gran número de Erasmus que eligen nuestro país como destino.

Sin duda este es un gran activo para el país posible gracias a albergar algunas de las escuelas de negocios más prestigiosas del mundo, a la amplia red de universidades españolas, y a que el castellano es una de las lenguas internacionales más habladas del mundo.

En este contexto, la transposición en 2018 de la Directiva 2016/801/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de mayo de 2016, relativa a los requisitos de entrada y residencia de los nacionales de terceros países con fines de investigación, estudios, prácticas, voluntariado, programas de intercambio de alumnos o proyectos educativos o colocación au pair, a través del Real Decreto-Ley, de 31 de agosto de 2018, que modificó el conocido como Reglamento de Extranjería, aprobado por RD 557/2011, de 20 de abril, da respuesta, por fin, a la necesidad de aprovechar las oportunidades que ofrece la migración cualificada de estudiantes, investigadores y trabajadores que eligen España como destino por su oferta formativa.

El nuevo régimen jurídico flexibiliza el rígido sistema de visados de estudios vigente hasta 2018 de manera que hoy se permite acceder a una autorización para estudiar en España, no solo a través de las oficinas consulares sino también dentro de España siempre que el extranjero se encuentre en situación regular.

Designed by javi_indy / Freepik

Además, se prevé también la movilidad de los estudiantes dentro de la Unión Europea. De esta forma los estudiantes pueden participar en programas multilaterales de dos o más universidades de diferentes países dentro de la Unión, también pueden solicitar una autorización para estudiar en España aquellos estudiantes que ya hayan sido admitidos  para la realización o ampliación de estudios en una institución de enseñanza superior en otro Estado miembro de la Unión.

Este nuevo contexto normativo supone una oportunidad para el país y un reto para los profesionales de extranjería encargados de canalizar toda esa demanda que hace de España un destino de primer orden por su oferta educativa.

 

Jose Vicente Gracia

Alegato.es

Socio APAEM

Abogado ICAM 82776

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *